Empezar a hacer buenas fotos

hacer buenas fotos

Para hacer buenas fotos lo primero es ir con calma y no tener prisa. Con este post empieza una serie de post con guías y consejos para hacer buenas fotos. Son líneas orientativas. Al final tendrás tu propia técnica y es eso lo que te hará destacar

3 Consejos básicos para empezar a hacer buenas fotos

1. Acércate

Robert Capa una vez dijo: “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas, es que no estás lo suficientemente cerca.” Hay que entrar en la acción. Llena toda la imagen, tu foto será mejor si no se ve tanto espacio perdido o vacío. Cuanto más cerca del sujeto de la imagen, mejor captarás las expresiones faciales el marco con su tema y ver cuánto mejor su foto se verá sin tanto espacio perdido. Cuanto más cerca esté del tema, mejor podrá ver sus expresiones faciales y por tanto transmitirán más sentimiento.

2. Fotografía todos los días

La mejor manera de perfeccionar tus habilidades es practicar mucho. Haz fotos siempre que puedas. A medida que tus habilidades aumentan tu habilidad para captar historias que al resto le pasan desapercibidas será más visible. No te preocupes por tu forma de capturar imágenes al principio. Experimenta para buscar tu propia esencia.

3. Iluminación

Antes de levantar la cámara, mira de dónde viene la luz y utilízala a tu favor. Ya sea la luz natural que viene del sol, o una fuente artificial como una lámpara. Pregúntate ¿Cómo puedes usarlo para mejorar tus fotos? ¿Cómo interactúa la luz con la escena y el sujeto? ¿Está destacando un área o proyectando sombras interesantes? Estas son todas las cosas que puedes utilizar para hacer una foto extraordinaria.

 

El poder de la lectura en fotografía

lectura

En este post voy a escribir acerca de lo importante que es la lectura de manuales de fotografía antes de empezar a comprar equipos carísimos. Descubrirás como a veces es más importante leer un buen manual que le mejor equipo del mundo.

La importancia de la lectura en fotografía

Está claro que con buen equipo tienes miles de posibilidades para hacer una buena foto. Pero ¿de qué sirve tener el mejor equipo del mundo si no sabes trabajar con él?

Compra libros

El primer consejo que te doy es que compres libros y no miles de gadgets y accesorios para tu cámara. De hecho, tener un equipo fotográfico caro no significa hacer buenas fotos siempre. He visto algunas imágenes absolutamente increíbles hechas con un simple teléfono. En lugar de tener diez lentes diferentes, invierte en algunos libros de fotografía. Al mirar el trabajo de los maestros, no sólo te inspiras, sino que aprenderás trucos e ideas de profesionales para mejorar tus propias fotos. En ocasiones estos expertos te enseñarán a hacer fotos con las que siempre habías soñado. Primero documéntate y luego ya te comprarás el mejor equipo. Hay tiempo de sobra.

El manual de la cámara

En ocasiones estos papeles nos pasan inadvertidos. Damos por sentado que hacer una foto es ajustar la lente y hacer click. Cuando realmente, la mejor manera de saber qué hacer con tu cámara es leer el manual. En mi opinión las personas que se saltan este paso y empiezan a investigar por su cuenta, pierden numerosos detalles. Y en fotografía sabemos de la importancia de los detalles. Resumiendo, al leer el manual conocerás todas las funciones de tu cámara y sabrás el potencial de tus imágenes.

Sin prisas

Si de verdad estás decidido a profesionalizar tus fotos, lo más recomendable es que no tengas prisa. Primero lee el manual de tu cámara. Conoce a tu equipo perfectamente para sacarle el máximo partido. Segundo, ojea los manuales y ten en mente tu objetivo. Qué técnica o técnicas van más acordes con tu estilo. Y cuales se pueden llevar a cabo de forma perfecta con las funcionalidades de tu cámara.

El resultado de seguir estos pasos es un salto cualitativo en tus imágenes. ¡Ya verás!

Trucos en fotografía: Flash para el día

trucos de fotografía

Hoy traigo otro post de trucos en fotografía. Aspectos que no conocías como el uso de flash a plena luz del día, como utilizar una ISO de forma eficiente y los secretos del número F.

También definiremos algunos conceptos de los anteriores, por si alguien no sabe de que hablo. A continuación te dejo una serie de tips y trucos que te serán de ayuda para mejorar en tu técnica.

Trucos en fotografía

Utilizar el flash de día

Podrías pensar que solo puedes usar el flash de noche o en interiores. Durante el día puede ayudarte a hacer fotos más profesionales.

Si te encuentras con un día brillante fuera, verás que el sol está creando sombras muy fuertes en tu composición. Al encender el flash, fuerzas una luz extra en tu imagen. Por lo que serás capaz de crear luz de relleno. Con ello consigues reducir el contraste de colores entre luces y sombras. La imagen quedará más uniforme.

Como utilizar bien la ISO

La sensibilidad ISO nos permite hacer fotos aunque las condiciones de luz no sean las más óptimas.

Para saber que tipo de ISO utilizar hay que hacerse unas preguntas:

¿A qué hora del día vas a hacer tus fotos?

Si las vas a hacer durante la mitad del día necesitas una ISO inferior, como 100 o 200. Si está disparando en la noche sin un trípode tendrás que aumentar la ISO a un número más alto para poder grabe la luz con el sensor de la cámara.

¿El sujeto está bien iluminado?

Si tu escena es demasiado oscura, necesitarás usar una ISO más alta, como 800 o 1600.

¿Quieres una imagen nítida o una imagen con más movimiento?

Si utilizas una velocidad de obturación alta para captar movimiento rápido necesitarás usar una ISO alta para compensar. Del mismo modo, si está usando una velocidad de obturación lenta para capturar el desenfoque, necesitarás una ISO baja para compensar.

Recuerda que aumentar la ISO aumenta el pixel de la foto. No utilices una ISO de 3200 o 6400 si no deseas una foto con un montón de “ruido digital” o granitos.

La F/4

Los números F son la relación entre la apertura de la lente según la iluminación. Como el iris de nuestros ojos.

La apertura F/4 es “la apertura”. Tendrás una amplia apertura con una lente larga de aprox 200mm – 400 mm) y podrás separar el sujeto protagonista de la foto del fondo. Con lo que destacas más al sujeto, que cobra más protagonismo en la imagen.